Un estudio reciente corrobora que la Dieta Mediterránea y el aceite de oliva ayudan a reducir el riesgo cardiovascular

Las últimas tendencias en charcutería, que basan su elaboración en la sustitución de la grasa animal por aceite de oliva, ofrecen un producto típico de la Dieta Mediterránea con los beneficios para la salud del ácido oleico.


Barcelona, enero de 2010.- Desde hace años, la comunidad científica está alertando que una mala alimentación, especialmente aquélla con exceso de grasas saturadas, está provocando un aumento de la obesidad y el sobrepeso y de otros factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol elevado y la diabetes. Por ello, cada vez son más los expertos que abogan por una reeducación de la población hacia la recuperación de la esencia de la Dieta Mediterránea y el consumo del aceite de oliva como principal componente graso en nuestra dieta.

De hecho, el éxito de la Dieta Mediterránea se basa en su equilibrio: aporta la proporción idónea y equilibrada de cereales, verduras, frutas, carnes, pescados y lácteos necesaria para el organismo, con el aceite de oliva como fuente de ácidos grasos monoinsaturados. Además, el uso del aceite de oliva tanto para cocinar como para aderezar alimentos, ofrece al consumidor todos los beneficios saludables del tan preciado “oro líquido”: desde la prevención de algunos factores de riesgo cardiovascular, hasta el retraso del envejecimiento o la prevención de algunos tumores.

La alimentación, principal herramienta en la prevención cardiovascular

Por todo ello, cada vez son más los científicos españoles que debaten sobre este tema. Este mes se han publicado las principales conclusiones de uno de los últimos estudios impulsado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), PREDIMED, que demuestra que dos cucharadas de aceite de oliva al día y una alimentación basada en la Dieta Mediterránea ayudan a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares. Al mismo tiempo y según datos de este mismo estudio, esta dosis diaria de aceite de oliva incrementa en 4 unidades el HDL colesterol y reduce entre un 3 y un 4% las posibilidades de sufrir un infarto de miocardio.

En esta línea, Creta Farms, empresa griega especializada en la elaboración de productos de charcutería, ha implantado en Grecia y Estados Unidos una nueva categoría de productos cárnicos en la que, en su elaboración, se sustituyen las grasas saturadas por aceite de oliva virgen extra. De esta manera, se ofrece al consumidor la posibilidad de beneficiarse de las propiedades del aceite de oliva en productos como la charcutería, que a pesar de pertenecer a la Dieta Mediterránea, se recomendaba un consumo moderado por el colectivo médico por su alto contenido en grasas saturadas.

La opinión de los científicos

“Sería positivo que existiera una alternativa saludable para el consumidor de un producto de uso frecuente en España como es la charcutería. Precisamente en las Guías Europeas de Prevención Cardiovascular se propone un estilo de vida cardiosaludable a través de la adopción de una alimentación más sana, como base principal de la prevención, junto con la actividad física y el abandono del tabaco, por encima del uso de medicamentos, que quedaría para población de riesgo”, comenta el Dr. José Maria Lobos, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y responsable del Grupo de Trabajo en Cardiovascular de la SemFYC.

En concreto, Creta Farms ha desarrollado una novedosa gama de productos que incluye jamón cocido, pechuga de pavo, fiambres, etc., en la que gracias a su cuidadoso proceso de elaboración, se incorpora exclusivamente aceite de oliva virgen extra en lugar de grasa animal, reduciendo su contenido de manera significativa. De esta forma, Creta Farms ofrece al consumidor un producto más saludable y sabroso, 100% mediterráneo. Por ello, importantes sociedades científicas griegas y estadounidenses, como la Helenic Society of Cardiology (HSC) o la American Heart Association (AHA), han manifestado ya su apoyo a esta tipología de productos.

Por todo esto, Creta Farms se posiciona como un referente mundial en esta nueva categoría de productos, que gracias a su elaboración con aceite de oliva virgen extra ofrece al consumidor un producto de sabor y textura excepcionales.

Acerca de Creta Farms

Creta Farms es un conjunto de empresas con sede en Grecia, que se dedica a la elaboración y comercialización de embutidos y otros productos de charcutería. Sus orígenes se remontan al 1970, cuando la familia Domazakis creó la primera producción de carne de cerdo en Creta (Grecia), pero no fue hasta diez años más tarde que nació Creta Farm S.A., que se especializó en la producción cárnica y de embutidos. Desde entonces, la empresa ha ido creciendo y ampliando su cuota de mercado hasta convertirse en uno de los máximos referentes en el mercado nacional.

Su diferenciación radica en una novedosa técnica, desarrollada y patentada en 2001, que permite la elaboración de embutidos con aceite de oliva. Esta técnica ha supuesto una revolución del sector cárnico en Grecia, así como en el sector científico, donde los productos Creta Farm cuentan desde hace tiempo con el soporte de la Helenical Society of Cardiology (HSC).

Como parte del proceso de expansión de la compañía y de sus productos, Creta Farm lanzó en el 2008 sus productos en EEUU, donde también han logrado el soporte de la American Heart Association (AHA).

Últimas Noticias:

noticias aceite de oliva